NADA ES GRATIS, SIEMPRE ALGUIEN TIENE QUE PAGAR !!

SOCIEDAD

 

Ante las bajas temperaturas invernales que se registran, se utilizan diversos métodos o elementos para calefaccionar la vivienda, según donde esté ubicada o de acuerdo a los servicios que se tenga a mano. A esto se debe sumar, el diario cocinar de alimentos, y no menos necesario, el agua caliente para el aseo personal o doméstico.
Aquellos que poseen suministro de gas natural, son quienes menos complejidades se les presentan, aun con la importante variación en aumento de las tarifas que se registran en los últimos tiempos. Entre los que no cuentan con este servicio, quienes tienen la posibilidad económica, recurren a la compra de gas envasado (garrafas), lo que insume un gasto muy superior por el mayor costo de éstas.
Mientras, que en los casos de menos recursos, se recurre a elementos mucho mas precarios, contaminantes y que pueden resultar sumamente peligrosos para la salud, empleando generalmente como elemento de combustión la leña (salamandras, braseros, cocinas a leña, etc.).
Sin embargo en varias ciudades, como en el caso de Villa Regina, hay barrios que no poseen suministro de gas natural; donde llamativamente, varias viviendas emplean como metodología para la calefacción, cocción y hasta para calentar agua (con termotanques), el suministro eléctrico. Emplear este tipo de sistema, es quizás el más limpio, menos contaminante, aunque sumamente caro por su alto consumo, sobre todo si también tomamos en cuenta, el altísimo aumento que sufrió la tarifa de este servicio en Rio Negro. Aunque estos condicionantes no significan absolutamente nada, si el servicio es gratis. Si, GRATIS.

En el casco urbano de Villa Regina, a pocas cuadras del centro comercial de la ciudad, se da uno de estos casos. Se trata de dos barrios lindantes entre ellos; La Gravaa y la reciente “toma” situada en la calle Los Nogales, desde su intersección con la calle 11 de Septiembre hacia el Oeste (Cementerio).
En primer término hay que destacar que estos vecinos reginenses no tienen la posibilidad de contar con gas natural, porque sus viviendas fueron construidas en terrenos sin mensura o de irregular tenencia (toma).
Bien es sabido, que todo aquel que requiere tal suministro a Camuzzi, ya sea para una obra recientemente construida, como para quien se mudó a una nueva propiedad; debe cumplir con los requisitos que la empresa solicita. Entre ellos la titularidad de la propiedad o el contrato de alquiler. Razón principal que deja excluidos a los vecinos de estos barrios mencionados de contar con este esencial servicio.
Si bien Edersa, también presenta requisitos para proveer del suministro eléctrico a una vivienda. La realidad es que es de relativa simplicidad lograr “engancharse” de éste, siendo el alumbrado público el que termina entregando dicho servicio.
Una situación particular se da en el caso del Barrio La Gravaa. En el cual a raíz de un hecho trágico, que produjo un incendio, devenido de una conexión eléctrica ilegal; el Municipio de Villa Regina, en la gestión de Luis Albrieu, construyó un monolito que permita de manera segura distribuir energía eléctrica al barrio. Un monolito que debió ser reconstruido recientemente debido a que individuos, no identificados, arrojaron cerveza sobre la instalación, lo que originó inconvenientes más que importantes y conllevó una importante reparación.


Es más, la empresa distribuidora de la electricidad, Edersa, analiza la necesidad de realizar un recambio del aparato distribuidor, dado el altísimo consumo que se registra y que lleva a reiterados cortes, con los consiguientes inconvenientes que genera la falta de suministro para los vecinos.
Como “Nada es gratis”, el consumo de electricidad del barrio y la “toma”, se suma al del alumbrado público de la ciudad. Dicho sea de paso, el consumo general del alumbrado público en las ciudades, no es medido con rigurosidad. Pero esta no es una situación atípica que solo se da en Villa Regina. Por lo general esta situación se explica nuevamente con los costos, ya que resultaría bastante onerosa para el municipio, la colocación de medidores en cada lugar donde exista alumbrado público. A manera de ejemplo se puede citar, el Balneario de la Isla 58, ” Ing Gonzalez Gezzi”.
Por esto Edersa, utiliza un método simple para calcular el valor de energía que un municipio debe pagar. Al total de energía eléctrica que le provee a la ciudad, le resta la abonada por los usuarios, siendo la resultante, entre el 40 al 50% del total suministrado; dicha resultante será la que deberá abonar la Municipalidad en concepto de alumbrado público. Un costo global que luego se desglosa en la boleta de Edersa de cada vecino reginense , dado que la Municipalidad tiene designada a Edersa como agente de Recaudación.
Esos servicios no son gratuitos, se pagan.

Es decir, a la fecha, cada contribuyente reginense está aportando a solventar el consumo de energía de los habitantes de estos barrios mencionados. Bien es sabido, que esos vecinos son de bajos recursos, igual (más o menos) que otros frentistas de sectores no pudientes de la ciudad y que mes a mes pagan sus impuestos y tasas municipales. Esta desigualdad que ya tiene varios años de antigüedad, hasta ahora pareciera no tener solución, aunque indudablemente, si tiene responsables. El responsable sin dudar, es el propio Estado Municipal.

One thought on “NADA ES GRATIS, SIEMPRE ALGUIEN TIENE QUE PAGAR !!

  • Hola mi nombre es Daniela vivo en barrio l a graava hace 11 años nosotros estamos trabajando en el barrio para mejorar nuestra situación me gustaría q antes de publicar se contactara con algún referente del barrio para aclarar algunas cosas.muchas gracias

Dejá un comentario